La manzanilla posee muchísimas propiedades medicinales. Entre ellas, encontramos que alivia cualquier afección de los órganos del aparato digestivo, por lo que se recomienda tomar una taza de té de manzanilla después de comer para aliviar dolores y calmar la pesadez. También tiene propiedades relajantes y sedantes, resultando muy beneficiosa para aquellos que sufren de insomnio o nerviosismo. Tomar una infusión probablemente te ayude a conciliar el sueño a la hora de dormir. Además, ayuda a aliviar los dolores menstruales, y posee propiedades anti inflamatorias y antisépticas.

Además de consumirla a modo de té, podés usar las flores de manzanilla para hacer ungüento y aplicarte sobre la piel, protegiéndote contra la irritación y la humedad. También podés usarlas para hacerte baños de vapor, ya que las inhalaciones te ayudarán a aliviarte en caso de inflamación de los senos nasales. Recordá que la manzanilla también resulta beneficiosa si se quiere tratar problemas relacionados con las mucosas, tales como la sinusitis, así como problemas respiratorios leves. Otro uso muy común de esta planta es en la elaboración de shampoo.

Si querés incluir a esta maravillosa planta en tu vida, te recomendamos consumirla con frecuencia en forma de té. Para hacer una infusión de manzanilla, poner el agua a hervir y retirar del fuego justo cuando alcance el punto de ebullición. Agregar 1 cucharada de flores secas de manzanilla, luego tapar y deja reposar durante unos 5 minutos. A continuación colar la infusión y el riquísimo té de manzanilla ya estará listo para tomar.

 

4 comentarios de “Té de manzanilla y sus propiedades

  1. Roberto Simonetti dice:

    Receta con Melón: nada mejor para estos días de calor que reponer no solo agua sino también minerales y nutrientes esenciales para nuestro organismo, y el melón es una excelente opción como licuado para consumir a cualquier hora del día. Ingredientes: medio melón maduro y fresco, puñado de hojas de menta, tres cucharadas de azúcar mascando o rubia, una cucharada generosa de miel pura, un cuarto litro de agua mineral baja en sodio, tres gotas de agua de azahar, media cubertería de hielo
    Todo en vaso de la licuadora y procesar al menos un minuto. Consumir de inmediato. Sacia el apetito, refresca el paladar y nutre nuestro cuerpo.

  2. Roberto Simonetti dice:

    Ensalada fresca de Kale y Peras: después de lavar bien las hojas de Kale, ponerlas en el Freezer bien escurridas por media hora. Retirar y encima do las hojas cortar finito, reservar en heladera. Preparar el aliño con una parte de jugo de lima, otra parte de jugo natural de naranjas y cuatro partes de aceite de maiz, sal marina, pimienta de Cadena y semillas de anís. Todo en un frasco limpio, tapar agitar y poner al frío. Lavar 3 peras, cortarlas cuartos con cabo y semillas, sin pelar por favor! Pregunta calentar un teflón, gota de aceite de semilla y acostar los cuartos que bailen allí. Rociar con acero balsámico e incorporar dos cucharas de miel pura. Apartar del fuego. Armar la ensalada mezclando el Kale fresquito con el aliño, disponer las peras y terminar con pedacitos de queso roquefort o queso azul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por feriados de Navidad y Año nuevo estaremos entregando en CABA los Sábados 29 y 05 ¡Felices Fiestas! Descartar