Siempre se hace hincapié en lo importante que es comer verduras crudas para aprovechar sus nutrientes al máximo. En invierno a algunos nos resulta más difícil porque nos gusta comer guisos y comidas calientes todos los días, mientras que en verano es común hacer ensaladas con todo tipo de vegetales crudos, especialmente hojas verdes. Sin embargo, debemos tener en cuenta que durante las épocas de frío consumir hojas verdes nos puede ayudar a sortear una de las molestias más grandes del invierno: los resfríos. Pero ¿por qué?

Aunque es conocida por estar presente en frutas, principalmente en los cítricos, los vegetales de hojas verdes son también una muy buena fuente de vitamina C. La vitamina C tiene la facultad de aumentar nuestras defensas, reforzando nuestro sistema inmunitario frente a posibles infecciones. Asimismo, actúa como vitamina antioxidante y así protege a nuestro organismo de sustancias tóxicas. También mejora la absorción del hierro de los alimentos de origen vegetal. En conclusión, el consumo diario de vitamina C aumenta la resistencia a las infecciones.

Por todo esto, tené en cuenta que para fortalecer tus defensas y aliviar los resfriados típicos del invierno no debes dejar de incluir en tu dieta vegetales como la lechuga, la espinaca, la acelga, el repollo, el brócoli y cualquier verdura que tenga hojas de color verde. Si querés ver las que tenemos disponibles, podés visitar nuestra tienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *