El ají putaparió es rico en vitaminas A y C. Su típico sabor picante ayuda a lograr una buena digestión, ya que aumenta la producción de jugos gástricos. Otro de sus beneficios es que actúa como descongestivo respiratorio (posee sustancias que limpian y descongestionan los conductos nasales) y antiséptico, siendo por ejemplo muy útil para combatir catarros, principalmente porque sus componentes promueven la transpiración y además actúan como expectorantes. Además aporta minerales como hierro y potasio.

Es por todo esto que resulta beneficioso consumir ají picante, aunque como todo, debe hacerse con moderación. Es cierto que muchos no están acostumbrados y se rehúsan a consumirlo o no saben cómo hacerlo, por eso a continuación te dejamos algunas ideas sobre cómo podés incorporar estos ajíes súper picantes a tu alimentación diaria:

Salsa picante, perfecta para hacer “papas bravas”. Picar ajo, cebolla y ajíes picantes (sacarles las semillas). Echar la mezcla en una sartén y cocinarla a fuego medio hasta que hierva. Agregar una cucharadita de vinagre. Luego colar y envasar.

Conserva de ajíes p. parió. Lavar bien los ajíes y cortarlos en rodajas, colocarlos en un contenedor tipo escurridor y echar un poco de sal. Luego dejar reposar por una hora y quitarles el agua (por ejemplo, apretándolos con un paño o secándolos unos minutos en el horno). Una vez que queden sin agua, colocarlos dentro de un frasco y agregar aceite de oliva. Es importante que los ajíes siempre queden bien sumergidos en el aceite. Después de una semana en la heladera, quedarán ideales para agregar a nuestros platos y darles un toque picante.

– Fin de semana superpicante. Esta opción es para los más valientes: cortar los ajíes en rodajas finas y agregar sobre el queso de la pizza. Otra variante es agregar las rodajas cortadas adentro de empanadas.

Nosotros somos fanáticos del picante y siempre tenemos ajíes frescos o en conserva listos para agregar a nuestras comidas. Te invitamos a que los pruebes y te vuelvas fanático vos también.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *